El relevo

No hay otro Xavi ni otro Iniesta. Nos lo dijeron y nos lo creímos, en parte porque era verdad: no hay dos jugadores iguales, y menos de esta calidad y que sean de la casa. Un tridente irrepetible, eficaz y  efímero nos ayudó con la digestión.  Por el camino, se trituró un estilo único, se desalojó el medio del campo y se partió el equipo en dos. En los últimos cursos el Barça recuerda a ese Madrid que vivía de las paradas de Casillas y los goles de Ronaldo, eliminando el espacio entre las áreas. La finalización por encima de la creación, un proceso perfeccionado por el mejor del mundo y dos acompañantes de nivel, que nos hicieron creer que otro fútbol era posible.

El problema llegó cuando el Madrid, impulsado por la ineptitud de la junta azulgrana y un Florentino Pérez más comedido (forzado, en gran parte, por la entrada de los jeques en el mercado), nos empezó a robar la patente. Nunca lo reconocieron, por miedo a que en Barcelona alguien despertara y se diera cuenta del truco. De los Diarra, Gravesen, Pablo García, Sahin y compañía, se fue pasando a los Khedira, Modric, Kroos o Isco. Progresivamente y sin levantar la liebre. Por el camino cayó algún Bale y un James, para mantener algunas de las tradiciones florentinianas. Y así, sin querernos dar cuenta, el Madrid pasó a disponer del mejor medio del campo del mundo, lo que en este siglo (y en Barcelona lo sabemos mejor que nadie) se traduce en títulos europeos.

kroos_modric_barcelona
FourFourTwo

No había ni habrá otro Xavi. Tampoco otro Iniesta. Pero ha habido y habrá jugadores de perfiles similares, que sin entrar en comparaciones con los de La Masia, tienen nivel de sobra para llenar ese hueco y ayudar a mantener un estilo. Viendo ayer al Madrid ante el Manchester United, a muchos nos vino a la cabeza ese Barça de Guardiola que maravilló al mundo. Salvando las diferencias, siempre. En estos años se han movido los mejores centrocampistas del mundo, y no solo los que tiene el Madrid, pero si hacemos caso a los rumores parece que en Barcelona algunos siguen sin darse cuenta de la importancia de la zona central del campo: Coutinho, Dembélé, Mbappé…y a seguir con lo que queda de Iniesta, quemando a Busquets por el camino.

En Madrid no saben si existe otro Modric. U otro Kroos. Ni que decir de Isco. Pero les están rodeando de jóvenes prometedores (Asensio, Kovacic, Ceballos…) para cuando llegue la hora de responder a la pregunta. El relevo no se teoriza, se fabrica.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s